Distintos autores, distintas autoridades sanitarias internacionales, reconocen que, entre los 20 y los 30 es más fácil lograr el embarazo, y a su vez, el mismo a esa edad tiene menor índice de algunas complicaciones, como el aborto espontáneo.

Quienes atendemos pacientes afectadas por endometriosis a menudo recibimos pacientes a las que se les «prescribió» el embarazo, como si fuera un medicamento, a fin de contener el avance de la enfermedad.
Esto es, para mi, inaceptable. Una cosa es recomendarle a una paciente de endometriosis, que duda si buscar el embarazo ahora o en los próximos meses, que lo haga lo antes posible. Ella y su pareja ya tomaron la decisión de ir por un hijo, nosotros solo le sugerimos no dilatar la búsqueda. Otra cosa es tomar al embarazo como si fuera un medicamento y «prescribirlo», «recetarlo».
El deseo de tener un hijo no tiene nada que ver – o por lo menos no debería ser así – con una enfermedad y/o su tratamiento.

Sin embargo, es cierto que retrasar la maternidad, en especial la búsqueda del primer embarazo, más allá de los 32/34 años de edad no es recomendable desde el punto de vista BIOLOGICO. Pero no debemos olvidar que somos cuerpo y alma, y que a veces lo racional, lo lógico, no coincide en tiempos con lo espiritual, con el deseo, con el impulso emocional.
Si tienes diagnóstico de endometriosis, más aún, sería recomendable – toda vez que estén dadas las condiciones psicoemocionales y afectivas – buscar el embarazo a la edad más temprana posible. Y si ello no puede ser, por los motivos que fueren, recibir tratamiento hormonal permanente hasta que llegue el momento ideal.

¿Que pasa más allá de los 34/36? Todas las mujeres, en general, presentan – independientemente del color de su piel, de su condición socioeconómica o cultural – una franca disminución de la fertilidad a partir de los 36 años de edad, que se acentúa luego de los 38/40. Esto es idéntico para toda la raza humana.

El ADN de los cromosomas de los óvulos envejece, y tal como a cierta edad se presentan las canas o la presbicia, es un fenómeno irreversible. A los 30 años de edad, casi todos los óvulos son fertilizables y producen embriones capaces de originar embarazos normales. A los 34 años de edad, quizás solo el 80% (según distintos autores). A los 38/40, solo el 20% de los óvulos son cromosómicamente normales, y aunque se fetilicen bien (algo que suele suceder con frecuencia), no podrán dar lugar a embarazos evolutivos, o, simplemente no producirán embarazos.

Valga un ejemplo tomado de la fertilización in vitro: a los 30 años de edad es frecuente observar tasas de embarazo de más del 50%. A los 42 año de edad, es necesario realizar más de 200 procedimientos (a distintas mujeres, obviamente) para que una sola de ellas pueda tener un hijo. En ninguna otra decisión de nuestra vida «natural», lo biológico confronta con tanta rigidez con lo espiritual, con lo social, con lo afectivo y emocional. O, inclusive, con las posibilidades laborales o económicas de las deseosas de tener un hijo.

Con esto quiero, de manera subliminal, pasar el mensaje: no busques motivos para demorar el embarazo, más aún si padeces endometriosis. Búscalo cuando deba ser, pero sin postergaciones innecesarias.

En Fertilab, te esperamos, para asesorarte, acompañarte y ayudarte a cumplir tu sueño.

DR EDGARDO ROLLA ( medico del staff Fertilab)

Dr. Diego Griessi Fortes

– Director Médico

En Construcción.

Dra. Natalia Rougier

– Sub Directora Médica

  • Titulo de médica en la Facultad de Ciencias de la Salud (Fundación HA Barcelo) CABA
  • Residencia de Tocoginecología Hospital Materno Infantil de San Isidro (Buenos Aires)
  • Rotación por el Servicio de Medicina Reproductiva (Hospital Vall D’Hebron, Barcelona España)
  • Master en Medicina Reproductiva en la Universidad Autónoma de Barcelona (España)
    Fellowship en Cegyr (centro de estudios en genética y reproduccion) CABA
  • Miembro de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER)
  • 2do Premio Figueroa Casas Rougier N, y cols.“Cambios en la fragmentación del ADN espermático en diferentes tiempos” XV Congreso de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER). Buenos Aires (2012). Oral Publicación en revista científica: Rougier N, y cols.“Changes in DNA Fragmentation during sperm preparation for intracytoplasmic sperm injection over time” (Fertility and Sterility 2013).

Dra. Fernanda Gutierrez De Valle

– Médica

  • Coordinadora del Programa de Ovodonación.
  • Especialista en Medicina Reproductiva (2009 ‘ título expedido por SAMeR)
  • Cargo de médica de planta permanente del servicio de Ginecología y Obstetricia Hospital Mi Pueblo de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. 2007 en adelante. Concursado en diciembre de 2012
  • Especialista en Tocoginecología (2007 ‘ título expedido por el Ministerio de Salud de la Nación)
  • Graduada en Medicina. Universidad de Buenos Aires (1996-2002)