La ovodonación es un tratamiento de alta complejidad (FIV/ICSI) en el cual se utilizan óvulos de una mujer menor de 30 años, con fertilidad demostrada y estudios normales. La donante se selecciona de acuerdo a las características físicas (fenotipo) de la paciente que realizará el tratamiento.

Está recomendada en pacientes que:

• Han llegado al fin de su actividad ovárica (menopausia)
• No tienen ovarios (por ejemplo por cirugías y/o infecciones previas)
• Tienen una alteración muy severa en el número y/o calidad de sus óvulos
• Han sufrido fallas reiteradas en tratamientos previos con óvulos propios
• Presentan alguna anomalía genética que no se desea transmitir a la descendencia

Miles de niños han nacido en el mundo mediante este procedimiento. Se realiza cada vez con mayor frecuencia en general por razones sociales que provocan la postergación de la maternidad. Se recomienda en mujeres mayores de 42-43 años que no preservaron su fertilidad mediante vitrificación de óvulos (preferentemente antes de los 30-35 años)




Fuente